El inicio de un viaje

¿Buscas algo de inspiración para empezar el más increíble viaje de tu vida?

El poeta inglés Samuel Johnson dijo alguna vez:

«Viajar sirve para ajustar la imaginación a la realidad, y para ver las cosas como son en vez de pensar cómo serán»

Estoy viendo el atardecer por el ventanal de la sala de estar de mi casa y pienso en cuántos cielos naranjas he podido ver a lo largo de mi vida; unos en mi país que es el centro del mundo, otros un poco más al norte, rozando la frontera con Canadá y algunos al otro lado del charco; sin embargo, sigo imaginando cómo será ver el sol esconderse en el desierto del Sahara o tras un volcán en Hawái.

El sol ya se ha escondido y es mi hora favorita del día, esa en la que no es de día ni de noche, sino una mezcla de ambos. Ese momento perfecto para salir a caminar por una ciudad, ver encenderse los faroles en las calles y la gente saliendo de su trabajo rumbo a casa, al supermercado o algún bar, quién sabe.

Quiero estar caminando a esa hora exacta por muchas ciudades que aún no he visitado; poder sentir la temperatura de la estación en mi piel, oler el aroma de las cafeterías, respirar profundo en un lugar extraño. Quiero dejar de pensar en cómo será y hacerlo realidad.

Ha caído la noche y me doy cuenta que empezar un viaje es como el crepúsculo, ese momento muy oscuro justo antes del amanecer; al principio tenemos miedos y dudas sobre lo que puede suceder, pero poco a poco el sol va asomándose en el horizonte y despertamos en otro lugar, donde todo es nuevo y atractivo; y cuando recordamos la noche anterior, sonreímos y pensamos «¿por qué no inicié este viaje antes?».

0 comments on “El inicio de un viajeAdd yours →

Déjame tu comentario